sábado, 11 de mayo de 2024

600 gramos de olvido

 


En los dorados momentos de la adolescencia, cuando la brisa de la libertad aún no había desplazado los susurros de la inocencia, se erigían años que hoy reverberan como destellos de luz en el túnel del tiempo. Aunque teñidos por el luto imborrable de 1976, aquellos días resplandecían con la promesa inquebrantable del porvenir, donde cada sueño era un lienzo en blanco y cada anhelo, una estrella por alcanzar.

En "600 gramos de olvido", Claudia y Pablo, encarnados magistralmente por Alexia Moyano y Nelson Rueda respectivamente, personifican la esencia misma de la juventud en flor, de los "pibes" que fueron y que, en su crecimiento, reflejan el de toda una generación.

La puesta en escena, concebida con maestría por Marcelo Moncarz, se despliega con una elegancia minimalista, evocando únicamente dos pupitres, un giradiscos Winko de época y vestimentas que hunden sus raíces en la sencillez de aquellos años inolvidables. Quien haya nacido en los sesenta y atravesado los setenta, seguramente sentirá la vibración de la época a través de la selección cuidadosa de filmes y la elección de la banda sonora, tal vez debatiendo entre la música de Rod Stewart y otros íconos de la época, en una danza efervescente en la que la vida se entrega como un baile alegre. La sensatez de Tom CL al musicalizar, suma al contexto y el lenguaje.

En el tejido de los afectos y los desvelos adolescentes, Claudia y Pablo edifican su universo, cimentando sus lazos en debates ideológicos y reflexiones profundas sobre el sentido de la existencia. ¿Qué hacer con el alboroto de las hormonas? ¿Cómo reconciliar las creencias religiosas con la vorágine de la juventud? Estas son algunas de las preguntas que laten en el corazón de esta obra, en la cual el amor se erige como la piedra angular sobre la cual se yergue el edificio de la vida.

Claudia, con su pasión desbordante por la literatura y el cine, cautiva a Pablo, y juntos tejen sueños que desafían los límites del tiempo. Esta es la genialidad del guion de Daniel Dalmaroni y la dirección brillante y sensible de Marcelo Moncarz, quienes logran encapsular el devenir de una pareja en el crisol de la adolescencia, sin necesidad de cambiar atuendos ni decorados. El espectador, testigo del vuelo de sus voces y la evolución de sus posturas, asiste al paso del tiempo como un testigo silente, comprendiendo que, aunque los años traigan consigo nuevas inquietudes y decisiones, el verdadero peso recae en las elecciones que forjan nuestro destino.

"600 gramos de olvido" no es solo una obra teatral, es un viaje introspectivo a través de los recovecos del alma adolescente, un recordatorio de que, en el fragor de la juventud, cada decisión pesa tanto como un mundo entero de emociones y recuerdos. Excelente y Para ver más de una vez. (Meche Martínez)

 


Autor: Daniel Dalmaroni

Actúan: Alexia Moyano, Nelson Rueda

Vestuario: Alejandro Mateo

Escenografía: Alejandro Mateo

Iluminación: Claudio Del Bianco

Música: Tom CL

Diseño gráfico: Nahuel Lamoglia

Asistencia de dirección: Antonella Ciuffo Mathieu

Producción ejecutiva: Adriana Yasky

Dirección: Marcelo Moncarz

Duración: 70 minutos

Clasificaciones: Teatro, Presencial, Adultos

TEATRO DEL PUEBLO

Lavalle 3636

Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Reservas: 1141681505

Web: http://www.teatrodelpueblo.com.ar

Entradas desde: $ 7.000,00 - Domingo - 16:30 hs - Hasta el 26/05/2024

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Maga

  “Lo único que debe esperar un público de  un mago es que haga lo inesperado”  - Harlan Tarbell "La Maga", obra de Leni Gonzá...